Antigua Apple I subastada por 905.000 dólares

La primera computadora fabricada por Apple fue subastada por casi un millón de dólares. No traía carcasa y venía en un kit para armar.

Apple I

El miércoles, en Nueva York, Apple volvió a ser noticia. Pero esta vez no fue la antes idolatrada y ahora declinante iPad, ni el siempre triunfante iPhone. Por el contrario, la protagonista fue la tatarabuela de todos los dispositivos digitales que pueblan hoy nuestra vida, la Apple I. En una subasta organizada por la casa Bonhams la modesta máquina se vendió por 905.000 dólares. Y la verdad es que ni siquiera era, originalmente, una máquina.

La primera computadora fabricada por la Apple -cuando ni siquiera era una compañía y Steve Jobs y Steve Wozniak, los dos fundadores, ensamblaban las placas electrónicas a mano en el garaje de la casa de los padres de Jobs- se vendía como un kit para armar. La “Apple Computer”, como la bautizó Jobs, con su infalible olfato para el marketing, no era una computadora que se sacaba de una caja, se enchufaba y empezaba a usarse.

Steve Jobs y Steve Wozniak ensamblaban las placas electrónicas a mano en el garaje de la casa de los padres de Jobs y la Apple I se vendía como un kit para armar.

Lejos de eso, se trataba de una placa electrónica que el comprador debía conectar con un teclado y una pantalla de TV. No traía siquiera carcasa o fuente de alimentación. Suena absurdo, pero en 1976 se trató de un paso revolucionario. Hasta entonces, las computadoras para hobbistas se programaban mediante botones en el frente y emitían sus resultados con diodos de luz.

Esta vez, el nuevo feliz poseedor de una de las pocas Apple I que quedan no es anónimo. Tampoco es una persona, de hecho. La que puso casi un millón de dólares fue la fundación Henry Ford, con el fin de exponerla en su museo de Dearborn, Michigan, Estados Unidos.

El público en general, sin embargo, no llegará a ver mucho más que una típica plaqueta verde con chips negros. El ojo entrenado, sin embargo, notará el cerebro electrónico (un Motorola 6502) cerca de la esquina inferior izquierda, junto a la interfaz de teclado, y, al lado, ocho chips de memoria de 1 kilobyte cada uno; una Mac de última generación tiene 2 millones de veces más memoria. En la esquina superior derecha, el visitante verá los componentes y el conector para la fuente de alimentación y, en la esquina opuesta, los circuitos de video. Puede que no a la mayoría, pero a más de un veterano se le piantará un lagrimón.

Motherboard de la antigua Apple I

Motherboard de la antigua Apple I

Jobs y Wozniak ensamblaron 50 de estas placas electrónicas a mano y luego, gracias al éxito obtenido con esta primera horneada (literalmente, porque gran parte del trabajo consistía en soldar los componentes a la placa), produjeron otras 150. Se calcula que quedan menos de 50 Apple I en existencia; es uno de los motivos por los que este producto, que en su momento se vendía por 666,66 dólares, ha multiplicado su valor por más de 1300 veces.

En una subasta anterior, el 25 de mayo del año último, otra Apple I en perfecto estado -es decir, que todavía funciona- se había vendido en 663.000 dólares. La que se subastó el miércoles también funciona y la oferta incluyó el monitor, el teclado, el lector de casettes (no había diskettes todavía) y el manual. Se esperaba vender la reliquia por entre 300.000 y 500.000 dólares. Una vez más, y desde el remoto pasado digital, Apple volvió a superar las expectativas.

Fuente: La Nación

Temas de este artículo:

Comentarios