Ya juntan la plata para la estatua del Chino Recoba

Podría eregirse una estatua en el Parque Central o en Los Céspedes del Chino Álvaro Recoba, ídolo eterno de Nacional, que hasta jugando poco sigue haciendo historia.

Álvaro Recoba festeja gol contra Peñarol

El presidente de Nacional quiere hacer estatua del Chino Recoba en el Parque Central o en Los Céspedes. “Si está Gardelito en el Parque ¿por qué no puede estar el Chino?”, se preguntó el Ec. Eduardo Ache en una entrevista donde habló largo y tendido de la calidad de Álvaro Recoba y las satisfacciones que le da a los tricolores.

“En 58 años, ésta fue la victoria clásica que más disfruté y grité. Aún hoy sigo disfónico de tanto que grité los goles”, dijo a “100% Deporte” en Sport 890.

Lo cierto es que la idea del presidente de Nacional no es nueva, y según Ache, ya está “juntando plata” para hacerla “si es que alguien tiene la iniciativa”

Vale recordar que el debut del “Chino” Álvaro Recoba se dio en la temporada 1996 luego de una larga polémica que se había desatado en el medio debido a que Peñarol quería comprar la ficha del jugador de Danubio pero el Grupo Casal pretendía que llegase a los aurinegros en un “paquete” junto a Néstor Correa, Jorge Puglia y Ricardo Bitancort, todos futbolistas del medio, que ya habían sido señados por Casal.

Tras varias reuniones, Casal y el Cr. José Pedro Damiani no llegaron a un acuerdo ya que el presidente de Peñarol no quería “todo el paquete” sino sólo la ficha de Recoba.

Peñarol no aceptó las condiciones y Nacional empezó a pugnar por el pase de Recoba, que llegó a los tricolores junto a los demás futbolistas.

Esa misma temporada, Recoba hizo un gol maradoniano jugando con los tricolores ante Wanderers y ya su nombre traspasó fronteras por clase y calidad.

A partir de ese lejano 1996, el “Chino” se merió, poco a poco, en el corazón del hincha, y hoy, a los 38 años, sigue siendo la máxima figura del tricolor.

Su vigencia asusta, y más si se tiene el cuenta lo que publicó “Decano.com” donde repasa la edad que tenían sus compañeros cuando debutó con la sacasa tricolor en 1996. Munúa cumplía 18 años, Santiago Romero tenía seis, Rafael García seis, Polenta cumplía tres años, Espino cuatro, Arismendi soplaba ocho velitas, Porras 12, Giménez cumplía nueve, Pereiro era recién nacido, De Pena tenía tres años y Alonso, pisaba los 16, en plena adolescencia.

El “Chino”, referente e iódolo de sus compañeros (Gastón Pereiro se tatuó su rostro en el antebrazo izquierdo) puede tener una estatua en poco tiempo. El puntaié inicial lo dio el presidente Ache. ¿Quién toma la iniciativa?

Temas de este artículo:

Comentarios