Los 5 errores más comunes al tomar cerveza

Convertite en un experto tomando Cerveza. Aquí una lista de los 5 errores más comunes que la gente comete al tomar Cerveza.

Cerveza

Convertite en un experto bebiendo cerveza. Evita estos cinco errores comunes y disfruta de la cerveza como nunca.

1. Colocar las copas en el freezer

Quizás el mito más grande en el mundo de la cerveza es el de colocar las copas en el congelador, para que estén bien frías al momento de beber. Las copas heladas hacen que la cerveza pierda su espuma, destruyendo su proceso de carbonización. En lugar de hacer estallar su vaso favorito en el congelador, manténgalo limpio en su gabinete y enjuáguelo con agua fría para limpiarlo de olores y polvo antes de beber su cerveza en él.

2. Enfriar demasiado la cerveza

Los especialistas desarrollaron una tabla dedicada específicamente a determinar la temperatura ideal para cada estilo de cerveza: la mayoría están concebidas para ser servidas ligeramente por encima de la temperatura de su refrigerador. Los expertos recomiendan que ciertos estilos de cerveza sean retiradas del refrigerador 10 minutos antes de ser consumidas, para sentir sus sabores y aromas en su totalidad.

3. Almacenarlas en el lugar equivocado

Cuando las bebidas alcohólicas son expuestas a la luz, su sabor cambia por completo. Si quiere beber una buena cerveza, intente tomar medidas preventivas, como comprar aquellas que vienen en botellas de vidrio color marrón o, mejor aún, en latas.

4. Guardarlas por demasiado tiempo

La mayoría de las personas suele guardar botellas de cerveza en su refrigerador por meses, esperando beberlas en una ocasión especial. Pero lo cierto es que, con el tiempo la cerveza va perdiendo su sabor original. Por lo tanto, piense dos veces antes de beber aquella lata de cerveza que tiene guardada al fondo de la nevera.

5. Ponerle hielo

Uno de los errores más habitutales -y terribles- es colocar cubos hielos en su cerveza. ¿Por qué? Porque el hielo rompe las burbujas de gas anhíbrido carbónico dejando su cerveza sin gas y cuando comienzan a diluirse los cubos, el sabor cambia por completo. A menos que se trate de una michelada, claro está.

Temas de este artículo:

Comentarios