Lionel Messi se convirtió en el máximo goleador de la Liga Española

Lionel Messi se convirtió en el máximo goleador de la historia de la Liga de España al hacerle tres tantos al Sevilla. Superó a Telmo Zarra. Mirá los 5 goles más simbólicos.

Messi es el máximo goleador de la Liga Española

Lionel Messi se convirtió en el máximo goleador de la historia de la Liga de España al hacerle tres tantos al Sevilla, y Barcelona lo homenajeó. Luis Suárez fue uno de los que lo felicitaron, y él agradeció el apoyo recibido durante estos años compartiendo el video de su primer gol allí.

Datos: máximos goleadores de la Liga Española

Máximos goleadores de la Liga Española, datos

Máximos goleadores de la Liga Española, datos

5 de los goles más simbólicos de Messi

El gol que le quitó la Liga al Madrid El clásico del pasado 25 de octubre pudiera haber hecho fluctuar la cifra, pero Messi se quedó mudo ante la determinación de Casillas. El astro argentino del Barça rubrica 21 goles en 29 enfrentamientos contra el Real Madrid. En los diez últimos años, ningún otro jugador del Barça ha marcado más que el argentino ante el histórico enemigo del club catalán. Messi promedia el 37,5% de los goles de los suyos, sobre 56 tantos totales (incluyendo al tanto de Neymar). En varias ocasiones, el 10 del Barça se convirtió en un veneno letal para los jugadores blancos, propinándoles insoportables sufrimientos futbolísticos a base de regates demoledores y aceleraciones supersónicas, que acabaron por darles el triunfo a sus compañeros azulgrana.

https://www.youtube.com/watch?feature=playerembedded&v=boQtW0ZIo4

El 10 de abril de 2010, la Pulga firma una de sus mayores actuaciones en el estadio Santiago Bernabeú. Tras una combinación con Xavi fuera del área (los forofos del fútbol la llaman una pared), Messi fusila a Casillas dentro de aquella, en el minuto 32, mediante un remate con la pierna derecha que llega después de un control con el pecho que derriba en una fracción de segundos a la frágil defensa central blanca, entonces compuesta por Garay y Raúl Albiol. Un mes después y siete jornadas más, ese gol será recordado por la afición azulgrana como el tanto que dio la Liga al Barça. El Madrid lideraba entonces la clasificación y, tras perder por 0-2 el partido que contaba como la 31ª jornada liguera, nunca más volvió a tomar las riendas de la Primera División. La lucha fue muy apretada hasta el final, pero el Barça salió campeón, con tres puntos de ventaja sobre su rival blanco. Tres puntos decisivos, firmados por la diestra letal de Messi.

El gol ‘milenario’ ante el Racing de Santander

No es el tanto más recordado por los forofos del fútbol ajenos al Barça, pero sí lo es por los hinchas culés. Aquel 1 de febrero de 2009, Messi firma en el frío de Santander la diana número 5.000 del Barça en la historia de la Liga, entrando por la puerta grande en la casta de los ‘milenarios’ de la casa, al igual que Marco Aurelio en 1950 (gol 1.000), Zaballa en 1964 (el 2.000), Quini en 1982 (el 3.000) y Guillermo Amor en 1996 (el 4.000). En la jugada, el argentino aprovecha un rechace para marcar con la pierna derecha, su arma favorita. Su voleada dio la victoria al Barça (triunfo por 1-2), confirmando su carácter providencial en los resultados de su equipo. La intrahistoria de este récord recuerda que Messi debutó en el banquillo el partido y saltó al campo cuando el marcador aún aventajaba al Racing. Diez meses después, Messi logró su primer Balón de Oro.

El gol que vale dos ‘tripletes’ ante el Zaragoza

Recuperación, aceleración, recortes desequilibrantes y remate demoledor… Aquel 21 de marzo de 2010, Messi da un recital de su repertorio futbolístico en la Romareda. El segundo gol que anota ante el Real Zaragoza entró en el libro de los récords porque permitió la elaboración del segundo triplete consecutivo en dos jornadas de Liga, tras avasallar al Valencia el fin de semana anterior, lo que nunca antes había logrado un jugador blaugrana ni siquiera un futbolista de la Liga en lo que va de siglo. 12 toques de balón, 10 con la izquierda, un relámpago camino del área, escribió Jordi Quixano que fue testigo del acto histórico. “Es como Maradona, pero en rápido. Puedes ganar al Barcelona, pero no a Messi”, homenajeó José Aurelio Gay, el entonces entrenador del Zaragoza.

El gol con el que superó a Müller ante el Betis

Messi, Messi y Messi, por ochenta y seis veces. La Pulga, más pletórica que nunca, escribió un episodio más de su leyenda el 9 de diciembre de 2012, en el estadio Benito Villamarín de Sevilla ante 46.000 espectadores rendidos a su grandeza futbolística. Al anotar dos goles en el partido del Barça ante el Betis, Messi igualó y superó a los 85 tantos del mítico jugador alemán Gerd Müller, que constituían hasta entonces la plusmarca anotadora mundial en un año natural, todas competiciones confundidas. Müller la estableció en 1972, es decir 40 años antes. En la jugada del segundo tanto, el 9 del Barça aprovechó un caramelo de Iniesta, que le dio una asistencia de lujo mediante un taconazo de pura magia, para entrar un poquito más en el libro de los récords del fútbol mundial. Messi fue celebrado por cada uno de sus compañeros, que le abrazaron uno tras otro estrechamente. Los Blaugrana acabaron por ganar por 1-2 el encuentro.

Su primer gol en Liga ante el Albacete

Si hay un gol que mejor simboliza la carrera de Lionel Messi, se trata de su primero en Liga como azulgrana. El entonces debutante en Primera División, con el dorsal número 30, anotó a los 17 años, 10 meses y 7 días su primer tanto ante el Albacete, el 1 de mayo de 2005 en la trigesimacuarta jornada del campeonato, gracias a una exquisita vaselina ejecutada con la zurda, su pierna favorita, que enamoró instantáneamente al Camp Nou. Fue un flechazo de la afición catalana por su nueva estrella, que sigue de actualidad diez años después, ahora que se cumplió el pasado 16 de octubre una década de Messi en el Barça.

En la acción que lleva al estreno del argentino en la tabla de los goleadores en Liga (a partir del minuto y medio), se apreciará también la asistencia de Ronaldinho, entonces ídolo del Camp Nou, con un sutil cuchara. Messi había sustituido previamente a Samuel Eto´o en los últimos minutos del encuentro y enseguida se asoció a la perfección en la banda izquierda con el mago brasileño, como lo testifica el gol anulado del argentino (en los primeros segundos del vídeo) por una posición de fuera de juego discutible. Frescura, talento y sentido innato del gol. Los dos protagonistas del segundo tanto del Barça ante el Albacete se abrazaron entonces efusivamente, dando lugar a una imagen que quedó grabada en la gran historia azulgrana… y en la personal de Messi, nuevo máximo artillero de España.

Temas de este artículo:

Comentarios