Nueva York reemplaza los teléfonos públicos por estaciones Wi-Fi

Los teléfonos públicos de la ciudad de Nueva York pasarán a ser historia. Será reemplazados por estaciones Wi-Fi que además permiten cargar las baterías de los celulares.

LinkNyC Wifi

Los teléfonos públicos de esta ciudad pasarán a la historia en los próximos meses si se concreta el plan LinkNYC, que prevé reemplazarlos por puntos de acceso de Wi-Fi, que ofrecerán además la posibilidad de hacer llamadas gratuitas dentro de los Estados Unidos y “enchufes” para recargar las baterías de teléfonos.

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, dijo que LinkNYC -plan propuesto por un conjunto de empresas agrupadas bajo el nombre de CityBridge- fue seleccionado para reemplazar el viejo sistema de teléfonos públicos. Unos 10.000 dispositivos se colocarán en los cinco distritos de la ciudad a partir del próximo año, si la Comisión de Franquicias y Concesiones aprueba el plan.

El reemplazo de los teléfonos públicos en Nueva York.

El reemplazo de los teléfonos públicos en Nueva York.

Esos dispositivos tendrían, además de Wi-Fi, pantallas táctiles para acceder a servicios interactivos (como consultas de mapas y el fácil acceso a los sistemas de emergencias, como el 911) y la difusión de avisos publicitarios. La iniciativa promete lo que los ciudadanos de este tiempo demandan casi como el aire: la posibilidad de recargar sus dispositivos móviles. Además de las llamadas nacionales, podrán realizarse desde estos spots sesiones gratuitas de videochat.

Se prevé que los nuevos dispositivos reemplacen unos 8400 teléfonos públicos en 6452 puntos de la ciudad. Los únicos teléfonos públicos que quedarían serían tres cabinas en la zona del Upper West Side, que se conservarían como parte de la historia de la ciudad.

LinkNyC

LinkNyC

Cada spot tendrá un radio de cobertura con acceso inalámbrico a Internet de 50 metros y permitirá la conexión de 200 usuarios al mismo tiempo. La velocidad de conexión prometida es de un giga. “El proyecto nos ayudará a cerrar la brecha digital entre ricos y pobres”, afirmó en conferencia de prensa la asesora del alcalde Maya Wiley.

El plan -con participación de empresas tecnológicas y publicitarias- tendrá un costo de alrededor de 200 millones de dólares. De Blasio dijo que LinkNYC no costará nada a los contribuyentes y que el dinero necesario para su instrumentación vendrá de la venta de espacios publicitarios. Según el gobierno de la ciudad, esos ingresos llegarían a 500 millones de dólares en los próximos años.

“Con esta propuesta para la mayor y más rápida red municipal de Wi-Fi del mundo, accesible y gratis para todos los neoyorquinos y visitantes por igual, vamos a dar un paso crítico hacia una ciudad más igualitaria, abierta y conectada”, dijo De Blasio al destacar que el sistema ampliará el acceso a la banda ancha. CityBridge está conformada por compañías como Qualcomm, Comark, Control Group y Titan. Según De Blasio, el consorcio se comprometió a fabricar los dispositivos en la ciudad.

La noticia fue bien recibida por la mayoría de los neoyorquinos en las redes sociales, aunque dejó algunas dudas. En una publicación de Medium, el planificador urbano y activista Anthony Townsend cuestionó a LinkNYC: “Tengo un millón de preguntas sobre el servicio. ¿Habrá terminos del uso? ¿Cómo será la interfaz y cómo van a incentivar el uso? ¿Cómo van a implementar el servicio y qué barrios serán primeros en el acceso? ¿Habrá algunas normas prioritarias, entre la persona que está charlando con su madre en Chicago y alguien que quiere llamar a 911?”. Algunos usuarios de Twitter cuestionaron la seguridad de la red y las posibilidades del hackeo por delincuentes cibernéticos.

Temas de este artículo:

Comentarios