Amistoso despedida de Uruguay rumbo a la Copa América con goleada

Uruguay venció 5 a 1 a Guatemala en el Estadio Centenario en un amistoso despedida rumbo a la Copa América de Chile 2015

Uruguay vs Guatemala

Cinco goles. Varias jugadas. Bastante gente; incluso, quizá, hasta más de la esperada. Muchos aplausos. Así fue la despedida de la Celeste antes de viajar a Chile para jugar la Copa América.

Video: Todos los goles y resumen del partido

Como expresión futbolística global, acaso, lo de la selección resultó auspicioso. Gratificante. Abrió una puerta a la esperanza. Todo es relativo, claro; porque el rival fue Guatemala que dio sí lo que se esperaba: poco en ataque y ventajas en la retaguardia. Sin embargo, ante ese tipo de rivales, frente a los que un equipo en la teoría superior debe jugar bien, se puede jugar regular, y…mal. Los propios celestes lo hicieron así en las revanchas de 2009 y 2013 ante Costa Rica y Jordania; y empataron jugando de locales.

Cavani frente a Guatemala

Cavani frente a Guatemala

Anoche, en cambio, quedó la sensación de que todo anduvo por los carriles normales y, en el marco de una práctica fuerte, porque los “chapines” metieron algún suelazo fuera de contexto, Tabárez ni precisó pararse y salir del banco: miró, comentó con sus colaboradores y, seguro que sacó apuntes mentales, pensando más que en toda la Copa América, en el debut con Jamaica.

Fue como si el entrenador hubiese largado el cuadro a la cancha a que jugara. Sin hacer correcciones ni dar órdenes. Sin llamarle la atención a nadie. Con la mira puesta en un rival que probablemente es más ducho que Guatemala, pero “atacable”.

Por eso, entonces, junto a esa idea fija del partido con Jamaica, apareció otra: la del equipo que cuando el rival tuvo la pelota jugó con dos líneas de cuatro y el “Cebolla” recostado como cuarto volante, pero que pasó a un 4-3-3 neto, claro, al enfilar hacia el arco contrario, con el lacacino por izquierda, y Rolan y Cavani rotando en forma protagónica por el resto del frente del ataque.

Esa fue la idea original de Tabárez cuando asumió hace nueve años: anunció que, con matices, ese iba a ser el esquema básico; con el que arrancó en la Copa América 2007 y en la de 2011, y en el medio y después modificó, de acuerdo a las circunstancias.

Sobre esa base, pues, Uruguay jugó en forma aceptable. Mejor cuando los volantes presionaron algo más adelante; y haciendo gravitar el peso individual y el entendimiento del tridente “Cebolla”, Rolan y Cavani.

Ofensivamente, quizá, en los 45’ iniciales faltó que, en vez de tocar corto en el mediocampo, Sánchez y Lodeiro subieran más; porque al no hacerlo, por pasajes el equipo tuvo que lanzar a los puntas con juego largo, más fácil de controlar para los rivales.

En la faz defensiva no hubo problemas; al menos graves ante Guatemala, pero puede haberlos ante otros rivales. Por ejemplo, como en el gol que anotaron, los “chapines” ganaron un par de veces por arriba en el área local; y por pasajes el 4-3-3 o el 4-4-2 dejaron campo a espaldas y a los flancos de Arévalo Ríos, como ocurrió ante un pase entrelíneas que anuló “de una” al “Cacha” y Giménez, y obligó a Muslera a cometer un penal no cobrado.

Con esa idea fija, entonces, enriquecida por la chispa de De Arrascaeta en la segunda parte, Uruguay se despidió para ir y debutar ante Jamaica, jugando como para augurarle: ¡buen viaje!

Video: Spot despedida de Uruguay a la Copa América

Temas de este artículo:

Comentarios